La sociedad de auditores de una importante empresa española desde 2007, y fueron sancionados por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) en 2001 a raíz de auditorías realizadas a un equipo de futbol de primera división.

El ICAC sancionó a la firma de auditoria con dos multas de 500.000 pesetas (3.000 euros) y con la incompatibilidad de auditar las cuentas de la sociedad auditada en los tres siguientes ejercicios a la sanción.

Según ha verificado la administración concursal de la sociedad, la firma de auditories era también la sociedad que examinaba la gestión económica y auditaba las cuentas devarias socieades del mismo grupo-

La administración concursal explica en su informe que no ha podido conocer si, en estos momentos, se encuentra en tramitación ante el ICAC otro expediente sancionador contra este despacho de auditores.

En cualquier caso, como auditor de cuentas , considero que dicha sanción es insuficiente dado el daño causado y debería responder el auditor firmante con la suspensión de su profesion como auditor y no poder realizar más auditorias de cuentas de por vida.